Consejos para preparar ensaladas de cenas saludables

images (4)

 

 

  • Usa muchos vegetales. Que sean siempre la base de tus ensaladas para cenar. Apuesta por las ensaladas verdes, las ensaladas de verduras de muchas clases, texturas, colores y sabores. Verás que las combinaciones son infinitas.
  • Prescinde de los carbohidratos. No le des tanto protagonismo a los carbohidratos. Inclúyelos en su justa medida. Y, en lo posible, las ensaladas con arroz integral y no blanco; lo mismo va para el uso de pasta. Legumbres, en una cantidad sensata, pues también aportan esta clase de nutrientes. Los hidratos que tomes, siempre mejor por la mañana o al mediodía, pues así los vas quemando en el día.
  • Puedes usar proteínas. En las recetas para cenar no tiene que ser un impedimento la inclusión de determinadas proteínas. ¿Quieres ponerle un trozo de queso magro, un huevo cocido o un poco de pechuga asada a tu ensalada? Pues adelante. Será más saciante y no atentará contra lo saludable de la receta.
  • Trata de moderar las grasas. Más allá de si tienes una dieta baja o alta en grasas, en las recetas para cenar siempre es mejor moderarlas. ¿Por qué? Porque la comida sencillamente te caerá más liviana y te levantarás mejor al otro día. Así que atención con los aliños y demás a la hora de preparar estas ensaladas para bajar de peso.

Recetas de ensaladas para cenar

Las ensaladas para bajar de peso son una excelente opción, tienen que ser de tus comidas más habituales. Y mucho más por las noches. Desde ya, puedes armarlas a tu antojo siguiendo los anteriores consejos. Pero también puedes tener en cuenta alguna de las recetas que te vamos a sugerir.

download (7)

 

  1. Ensalada de hojas verdes y pechuga de pavo

Nada que mejor que las ensaladas verdes para una noche en donde quieres comer algo rico y rápido. Combina rúcula, lechuga morada, lechuga capuchina, espinaca, berro y cuanta hoja verde tengas a mano. Si tienes algunos brotes, súmalos. Calienta la plancha o la sartén y dora pechuga de pavo cortada en tiras y también algunas rodajas de calabaza. Sirve con las hojas, unos tomates cherry y unas semillas de girasol tostadas.

 

  1. Ensalada de verduras asadas

Los vegetales grillados son perfectos para preparar una ensalada tibia. Corta berenjena, calabacín, zanahoria, remolacha, calabaza y la verdura que creas que pueda ir (setas, hinojo, pimiento, etc.) y gríllalos a la plancha o al horno hasta que estén dorados y a punto. Sírvelos con abundantes hojas verdes y un poco de tomate, si lo deseas. Es perfecta para una noche. La complementas con una taza humeante de algún caldo o sopa y te irás a la cama feliz.

 

Déjanos tu comentario