Beneficios de hacer deporte durante el embarazo

Embarazo2

Con previa autorización médica y ejercicios adaptados a su estado, todas las futuras madres pueden entrenar sin miedo.  Normalmente, las embarazadas que siempre han realizado actividad física y que tienen embarazos sanos, se ejercitan durante todo el período, adaptando algunos aspectos para resguardar la salud del bebé en desarrollo y cuidando zonas importantes del cuerpo.

Para lograr mantenerse en forma, las futuras madres –que no presentan un embarazo riesgoso- pueden hacer prácticamente de todo, resguardando la respiración -para aliviar la presión interna- y la intensidad de lo que realice. Lo más recomendable es caminar, nadar, hacer ejercicio elíptico, pesas -de mediana intensidad- y elongación.

Para una mujer que nunca ha realizado deporte, lo ideal es realizar caminatas y practicar yoga, siempre y cuando su médico lo autorice. La práctica de ejercicio físico mejora la condición cardiovascular y muscular, favorece la corrección de postura y evita un aumento excesivo de peso, lo que proporcionará a la embarazada una mejor condición física general y le permitirá enfrentarse al trabajo del embarazo y de parto con menos riesgos.

Así mismo disminuye las molestias digestivas y el estreñimiento, aumenta el bienestar psicológico reduciendo la ansiedad, la depresión y el insomnio y crea hábitos de vida saludables.

Desde el punto de vista de la alimentación, se debe comer saludable, equilibrado, y de calidad, lo ideal es que se consuma mucho liquido, frutas, verduras, lácteos, legumbres y carnes rojas para evitar la anemia que es tan típico sobretodo en los primeros meses cuando el bebé forma su corazón y todo su sistema circulatorio.

Es importante que además de asesorarse por un profesional para empezar a ejercitarse, la madre no olvide alimentarse antes y después de la actividad deportiva y  que recuerde que durante el ejercicio se debe mantener un esfuerzo moderado y sentirse cómoda para desarrollarlo tranquilamente.

Déjanos tu comentario