Helados hechos en casa para cuidar la dieta

ice-cream-2052496_960_720

Aunque puede no parecer una tarea sencilla, elaborar helados en casa es mucho más fácil de lo que pensamos, sólo debemos considerar los siguientes pasos:

Ingredientes

Frutas varias: aunque podemos escoger cualquier fruta fresca, las cremosas son ideales para dar textura a la preparación, por ejemplo, mango, melocotón, aguacate, banana u otras. Podemos además de estas frutas adicionar otras o zumos de éstas.

Lácteos: pueden o no estar presentes pero facilitarán el batido del helado y si escogemos yogurt, también adicionarán textura cremosa al plato.

Zumos de frutas: pueden reemplazar a los lácteos y emplearse como endulzante natural así como facilitador del triturado o batido.

Endulzante: aunque las versiones comerciales siempre llevan azúcares añadidos, nosotros podemos evitar su agregado y/o en reemplazo utilizar edulcorantes calóricos o zumos de frutas naturales.

Otros: a modo de topping,  podemos añadir frutas frescas en trozos o frutas pequeñas, frutos secos, semillas o hierbas frescas que además, decorarán la preparación.

Una vez elegidos todos nuestros ingredientes, la clave para preparar un helado es el congelado, que por supuesto es fundamental para lograr un postre helado.

Así, podemos congelar trozos de frutas que posteriormente batimos con un lácteo o un zumo para lograr el sorbete, o bien, es posible realizar un batido y posteriormente congelar.

Algunas opciones ligeras y nutritivas que puede probar en casa son:

Helado casero de fresas y banano: con una mínima cantidad de azúcares agregados y muy pocas grasas en su composición podemos lograr este sabroso helado para refrescarnos una tarde de verano.

Helado cremoso de piña y coco: muy fácil de realizar con sólo dos ingredientes, ésta alternativa sólo posee azúcares y grasas naturales sin mayores agregados. Es apropiado para un post entreno o como postre saludable.

Helado natural de fresas fitness: muy saciante, rico en proteínas de calidad y buenos ingredientes sin azúcares agregados y pobre en grasas, este helado puede ser la alternativa perfecta para su alimentación deportiva.

Sorbete de mango y banano: sin azúcares agregados, con ingredientes ricos en vitaminas, minerales y antioxidantes, podemos lograr este ligero sorbete para cerrar una comida con un postre sano y refrescante.

Déjanos tu comentario