Motivación

Captura de pantalla 2018-07-06 a la(s) 03.32.07 p. m.

 

La vida es una montaña rusa, y tenemos que aprender a amarla con sus subidas y bajadas, con el miedo que nos da la altura y la adrenalina que nos da la rapidez, así es la vida, nunca es lineal, siempre cambiante, y tenemos que saber sobrellevar todo lo que conlleva el despertar cada día y tener la oportunidad de subir a ese vagón que nos lleva una y otra vez a hacer un recorrido, pero siempre llenándonos de sentimientos y emociones.

Siempre habrá alguien arriba, y alguien abajo, y así como en la montaña rusa nunca sabemos cual será nuestra posición, pero hay que estar preparados para afrontar cualquiera de las dos, el simple hecho de despertarnos cada día, algo tan simple como eso, es motivo de celebración, muchas veces no valoramos las pequeñas cosas que tenemos en nuestro cotidiano vivir, y solo el día que no estén, nos vamos a dar cuenta cuán importante eran para nosotros.

Lo material va y viene, lo importante son las personas que están a tu alrededor, familia y amigos. La salud es el regalo más grande que la vida nos da, algo tan sencillo como poder caminar, hablar, ver, oír, el poder abrazar y besar a las personas que amamos, a tus mascotas, el respirar, tantas cosas por las que tenemos que estar agradecidos.

 

Captura de pantalla 2018-07-06 a la(s) 03.32.12 p. m.

 

Problemas siempre habrán, lo importante es saber con qué actitud y filosofía los resolvemos, como dice un viejo refrán “todo tiene remedio menos la muerte” todo en esta vida tiene alguna solución, a veces más fácil, otras más compleja, en más o menos tiempo, pero nada es para siempre, así que vivamos agradecidos del simple hecho de existir y de evolucionar como ser humano cada día.

En la vida se deben de coleccionar momentos, momentos en nuestra mente y en el corazón, porque al final de cuentas es lo que nos llena, lo que nos hace felices, escojamos tener siempre la mejor actitud, y esto que quiere decir que no vamos a pasar por momentos difíciles, pero sabremos que todos los sin sabores que hemos pasado fueron por alguna razón, y hoy nos enseña a perdonar, a ser mejores, a madurar, crecer y mejorar como ser humano.

La vida es una montaña rusa, en la que debemos ponernos el cinturón de seguridad, donde debemos disfrutar el trayecto, superar miedos, disfrutar las aventuras, y ojalá en compañía de seres queridos, y así como cada nuevo amanecer esperemos que se convierta en un nuevo recorrido en esta montaña rusa llamada vida, que nunca para y tenemos que subirnos al vagón y disfrutar del viaje al máximo.

Déjanos tu comentario