Bailemos por salud

pexels-photo-12312

 

El bailar es uno de los mejores ejercicios cardiovasculares que existe, y lo mejor es que nos libera del estrés y la tensión diaria, esto nos trae muchos beneficios, dicen que bailar una hora todos los días hará que adelgaces y te dará muchos beneficios a la salud, este ejercicio nos distrae, nos alegra, y nos hace compartir con amigos y familiares en un rato agradable de actividad física.

Las enfermedades del corazón pueden ser prevenidas y tratadas de manera complementaria con un poco de baile. Asesórate con un experto en esta disciplina para que sepas qué tipo de baile puedes practicar y qué precauciones debes tener al hacerlo. Cuando bailas se liberan en tu organismo cantidades mayores de dopamina, la hormona que te hace sentir mejor.

Los movimientos que realizas al bailar mejoran la circulación de la sangre y fomentan la quema las calorías. Dependiendo de la intensidad y el tipo de baile que elijas, puedes perder de cinco a diez calorías por minuto. Hay estudios que demuestran que el baile tiene numerosos beneficios para tu salud. Mejora el sistema cardiorrespiratorio, favorece la circulación, ayuda a desarrollar buenos hábitos posturales y fortalece el sistema muscular.

 

pexels-photo-270837

 

El baile tiene unas características sociales y creativas que lo convierten en un ejercicio más atractivo para la salud que otros ejercicios aeróbicos. Los expertos piensan que las personas tienen más tendencia a mantener la motivación y el entusiasmo de hacer ejercicio cuando el ejercicio es baile.

El baile es un ejercicio de fuerza que puede prevenir la pérdida de la masa ósea. Muchos estilos de baile requieren de movimientos que fortalecen los huesos como la tibia, el peroné y el fémur, a largo plazo, una práctica regular de baile podría prevenir la osteoporosis. Además, conforme vayas interiorizando los pasos, verás cómo tu motivación y coordinación aumentan.

Todos los tipos de baile requieren la alineación correcta de las diferentes partes del cuerpo. La disciplina constante de mantener una buena postura mientras se baila mejora la postura en el diario vivir. El baile mantiene nuestras articulaciones bien lubricadas, le da flexibilidad a nuestra columna vertebral y además nos mantiene firmes los músculos.

El baile disminuye nuestros niveles de colesterol malo (LDL) y aumenta los niveles de colesterol llamado bueno (HDL), el baile disminuye el riesgo cardiovascular, mejora la capacidad cardiorrespiratoria y es tan eficaz como otros tipos de ejercicio físico para mejorar la capacidad aeróbica.

 

Déjanos tu comentario