¿Querés escribir tu blog de viajes?

photographer-407068_640

Los viajeros hoy día disponen de un sinfín de sitios donde comparar precios, conocer los secretos de un determinado destino o tomar ideas para las vacaciones. En caso de ser vos quien quiere viajar para contar tus experiencias, los blogs te permiten hacer tuyo un espacio de la red y conseguir una mayor difusión.

Demás está decir que la web está colapsada de blogs viajeros en el que cada autor se esfuerza por dar lo mejor de sí y, de ser posible, ofrecer algo diferente. Esto último será primordial si estás pensando en iniciar un blog de viajes y triunfar: una de las posibilidades sería especializarte en un destino desde un punto de vista como el gastronómico.

 

¿Blogger o WordPress?

Blogger es el software bloguero de Google y luego tienes WordPress. Juntos son los grandes servidores de la red, cada uno con sus particularidades. Blogger es el más apropiado para blogueros amateurs: su interfaz es sencilla, los gadgets manejables y también cuenta con el añadido de Google + a la hora de compartir contenidos y aparecer con mayor facilidad en los resultados de la gran G. Por otra parte, WordPress es más profesional, casi como un web propia, quizás la más propicia para continuar en un futuro.

 

home-office-336581_640-300x199

 

Calidad y Constancia.

Lo fundamental es iniciar un blog que aporte algo diferente y tenga tu propio sello personal. Deberás trabajar duro para lograr éste propósito, escribiendo contenidos jugosos que aporten información útil y novedosa a los lectores. Acto seguido, deberás confeccionar un calendario para poder publicar contenidos con asiduidad, de modo que los interesados puedan seguirte el ritmo y mantengas su atención.

Otro punto a recordar, es que debes compartir cada publicación en redes sociales como Facebook, Twitter, Google + o LinkedIn. Dichas redes, son perfectas para compartir tus entradas, así como otros blogs especializados en los que publicitarte o, incluso, en foros. En LinkedIn, puedes sumarte a grupos de turismo en los que expertos del nicho comentan las novedades del mercado mientras que en Google + o Facebook existen infinidad de grupos viajeros por países y preferencias.

No deberás olvidar aplicar las palabras claves apropiadas para hacerte más visible en buscadores. Para lograr esto exitosamente, podés descargar algún tutorial que te ayude a orientarte mejor y comprobar si estás haciendo bien las cosas con herramientas en línea como la web WooRank: te comenta los errores y aciertos que estás cometiendo con tu blog.

 

¿Más atractivo y rentable?

Si eres viajera, seguro que tendrás decenas de fotos de los diferentes destinos que has visitado. Protege tus derechos en webs como Flickr e incluílas en tus entradas como perfecto complemento. No olvides que las fotos captan la atención visual del lector y son siempre necesarias para contrastar la información. Si, en tu caso, prefieres utilizar imágenes de redes sociales como Pinterest, consulta los derechos y no olvides mencionar al fotógrafo en el artículo.

 

Al final de todo el proceso, seguramente te preguntes cómo rentabilizar tu blog de viajes. Aquí algunos consejos:

1-Debés definir en primer lugar: ¿Blog gratuito o pago? ¿Logo de Blogger y WordPress? Si eliges la primera opción, entonces no tendrás muchos inconvenientes dado que Blogger y WordPress (entiéndase la versión .com de WordPress) son los servicios más populares de la blogósfera. Además de ser fáciles de usar, no requieren que pagues nada por ello. Sólo debes registrarte y eso es todo.

Por otra parte, si querés invertir y tener tu propio espacio en la web, debés saber que toma trabajo y ciertos conocimientos (los cuales aprenderás durante el camino) a la hora de instalar WordPress (la versión .org), configurar los plugins que utilices, modificar tu plantilla, editar códigos web y demás. Lo que es importante es que es un esfuerzo que permitirá que puedas rentabilizar tu blog a largo plazo. E

2- Nombre de dominio: No olvides que deberás elegir un nombre de dominio para tu sitio viajero. Procurá que sea fácil de recordar y lo más corto posible.

3- Hosting: Asumiendo que estás decidido a pagar por alojamiento en un servidor, tendrás que recurrir a una compañía online en donde hospedar tu sitio.

4- Asociá el dominio y hosting: Habiendo adquirido dominio y hosting, tu próxima tarea es conectar el dominio con tu hosting y hacer que tu hosting apunte a tu dominio.

5- Instalación de WordPress: Habiendo conseguido un hospedaje y un dominio, es hora de instalar WordPress.

6- Plantilla del blog: Lo siguiente será que elijas una plantilla para el blog. Ya sea que consigas una gratis, que pagues por ella o que algún programador web te la diseñe desde cero, trata que el diseño sea lo más funcional posible.

Se recomienda que comiences con una plantilla gratuita y si lográs con el tiempo conseguir una buena cantidad de lectores y generar algo de dinero con tu blog, pagás por un diseño premium.

Déjanos tu comentario