Evitemos que nuestros hijos sean adictos a los videojuegos

pexels-photo-1103563 (1)

 

Una de las discusiones más frecuentes hoy en día con nuestros hijos es el tiempo que pasan frente al televisor con videojuegos, años atrás existían diferentes formas de entretenimiento como los patines, bicicleta, juegos deportivos, muñecas, pero la tecnología se ha apoderado de la sociedad y las nuevas generaciones, es por eso que te vamos a aconsejar cómo hacer para que tus hijos no pasen demasiadas horas frente al televisor.

Muy importante antes de comprarle un videojuego toma en cuenta la clasificación del juego y a la descripción de contenidos, no compres ni permitas que tu hijo se entretenga con un juego clasificado para niños más mayores o cuyo contenido haya sido categorizado como violento, la mayoría de juegos de peleas son con gráficos muy sangrientos, no permitas que jueguen con este tipo de entretenimiento, existen juegos para niños.

pexels-photo-1103555 (1)

Lleva a tus hijos y sus amigos a realizar actividades al aire libre, al parque o a un play, es una opción que le hará la competencia a pasar la tarde en casa frente al televisor y estimulará sus habilidades socialización, muchos niños ya no hacen ejercicio o no conviven con otros niños, ya no corren y comparten, ahora todo es estar frente a la computadora o televisor, incentívales el ejercicio ya que disminuye con el uso abusivo de los juegos de video.

Establece un horario y reglas, repítelas siempre antes de que empiece a jugar, por ejemplo, pacta que pueda jugar 30 minutos cada día, siempre y cuando haya terminado los deberes, como las tareas, las obligaciones del hogar, si se ha portado bien o ha sacado buenas calificaciones, todo eso tiene que influir, muchas veces no les ponemos li mites y por tranquilidad o comodidad les dejamos horas frente al televisor y esto no es bueno para ellos.

Dile a tu hijo que te enseñe un videojuego y juega con él, de esta manera, conocerás más sobre la actitud que tiene cuando juega, si es un niño tranquilo, si es un niño competitivo, si es un niño agresivo, así podrás detectar a tiempo si tu pequeño tiene un problema serio, como no poder distinguir entre realidad y ficción. Enséñale que hay límites, realidades y tiempo para todo.

Déjanos tu comentario