¿Cómo invertir cuando hay liquidaciones?

sales

Los abotinados y stilettos seguirán siendo los clásicos de siempre junto a las botas de caña corta o bucaneras. En cuanto a colores, el acqua y colorado es un atractivo equilibrio que se suma a la paleta de colores. Respecto a los esmaltes, cada vez hay mayor variedad y colores: están los que prometen un secado rápido, los que fortalecen las uñas, los de larga duración y los aromáticos. Si sos de pintarte a último momento y no esperás a que se seque, tu laca tiene que ser sí o sí una de secado rápido. Es importante saber que el esmaltado se daña como consecuencia de la descamación o quiebre de las uñas. En caso de que no necesites un secado rápido ni sufras los quiebres de tus uñas, puedes darle foco solo al glamour y elegir un esmalte que huele bien: se trata de lacas con tonos brillantes que al secarse generan una irresistible fragancia y cuentan con proteínas de seda que suavizan la superficie de la uña.

1) Tapado de paño: un tapado camel o en tono neutro clásico que vaya con todo. Para el día, está bueno que tenga solapas y lo puedas lookear de distintas formas, por ejemplo, con un foulard. Para la noche, ideal si es en un tono oscuro o negro, que puede ser más entallado y con cuello a la base que es más elegante.

2) Un trench: puede ser para para todos los días como rompe viento o accesorio. La idea es que lo utilices como la prenda que marque un estilo y te transforme la vestimenta.

3) Un blazer: el típico de corte inglés, que tenga detalles interesantes como bajocuellos combinados o un mix de texturas. Es una prenda que dura y no pasa de moda, pudiendo combinarla con todo: remeras, camisas de vestir, camisas de jean, etc. Recordemos que están los blazer de noche, un tanto más entallados, más cortos y sin solapas. Un blazer negro y un buen collar nos arreglan para salir a cualquier lado.

4) Un vestido “Jackie”: con cuello a la base y manga americana, entallado y más bien corto. Puede ser de cualquier género y color, éste vestido siempre será una buena elección para cualquier evento.

5) Una buena camisa: que sea de una tela que se pueda arremangar o abuchonar y meter adentro del pantalón. Podemos jugar con el cuello y levantarlo, pero la idea es estar bien vestida pero relajada.

Déjanos tu comentario