3 Consejos prácticos para prosperar económicamente

mujer econónmica

1) Sé fiel en lo poco: constantemente escuchamos a las personas decir: “Cuando tenga tal cantidad de dinero voy a donar a tal institución”; “cuando me gane la lotería voy a pagar todas mis deudas”; “cuando me suban de puesto voy a poner una empresa propia”, etc.
La verdad es que ninguna persona logra cumplir lo que tanto anhela pensando de esta forma, ya que está esperando ese golpe de suerte que repentinamente cambie su vida.

Debemos utilizar y aprovechar al máximo lo que tenemos hoy (nuestros talentos, oportunidades, habilidades, propiedades, bienes, etc.), sean éstos pocos o muchos. Esta será la única forma en la que recibiremos más.

2) Aplica el Método CAIG: si tu intención es prosperar económicamente, debes tomar en cuenta las 4 formas de utilizar el dinero correctamente. Para muchos de nosotros es un poco difícil pensar en ejecutarlas juntas, ya que no fuimos entrenados para hacerlo desde niños. La idea es que, siempre que recibas dinero, hagas un esfuerzo por apartar (aunque sea una mínima parte con tal de empezar a hacer el hábito en tu vida) para 1) Compartir: dar a otros algo de lo mucho que recibes. 2) Ahorrar: guardar para una emergencia, imprevisto o deseo en el futuro. 3) Invertir: apartar cierta cantidad para ponerla a trabajar para nosotros ya sea en el banco, en algún negocio propio o en una sociedad que establezcamos con otro socio (todos debemos buscar maneras de que el dinero trabaje para nosotros, independientemente si somos empresarios o empleados). 4) Gastar: utilizar de forma sabia y prudente lo que recibimos para cubrir nuestras necesidades. Esta acción es vital para gozar de las bendiciones recibidas. No podemos quedarnos haciendo una sola acción, ya que al ejecutar también las otras es cuando lograremos hacer la diferencia.

3) Ten contentamiento: ¿estás contento y agradecido con lo que tienes y eres? Antes que nada, deseo hacer notar que el contentamiento no es sinónimo de conformismo ya que es sano y bueno esforzarse por mejorar y superarnos. El verdadero significado de esta virtud, es poseer una satisfacción interior que no exige cambios en circunstancias externas. Muchas personas, actualmente continúan esforzándose por más dinero, poder y niveles relativos de satisfacción medidos en términos de tener más que los demás. El problema de muchos de nosotros es que no diferenciamos entre “necesito” y “quiero”. El contentamiento actualmente es escaso y es por eso que muchas personas están sumamente endeudadas.

Para finalizar, deseo animarte a que hagas un listado de todas las cosas positivas que tienes en la vida y te sientas feliz y agradecido por ellas todos los días. Ten esto presente, pues te hará sentir muy bien y te alentará en todo momento.

Luis Felipe Vides
Educación Financiera
luisfelipe.vides@expertos.iniciativat.com

Déjanos tu comentario