¿Tu hijo sufre de estreñimiento? Conoce sus causas, síntomas y tratamientos

Tu hijo sufre de estreñimiento Conoce sus causas, síntomas y tratamientos

Por naturaleza, los niños pequeños son un grupo delicado. Sus caprichos y estados de ánimo pueden cambiar de un segundo a otro. Inclusive, algo tan básico como ir al baño puede tornarse algo complicado. 

Muchos niños pequeños van al baño todos los días sin ningún tipo de problema. Sin embargo, otros niños pueden pasar tres, cuatro o hasta más días sin ir al baño.

¿Mi niño pequeño sufre de estreñimiento?

El niño promedio (al igual que el adulto promedio) efectúa una evacuación intestinal al menos una vez al día. 

Generalmente, un niño que efectúa una evacuación intestinal menos de tres veces a la semana (o disminuye la cantidad de idas al baño habituales), y cuyas heces son extremadamente duras y difíciles de evacuar, significa que está estreñido. 

Según la Academia Americana de Pediatría, todo niño con heces duras, grandes, secas, junto con movimientos intestinales dolorosos o sangre en el exterior de las heces, puede estar sufriendo de estreñimiento.

Un brote de estreñimiento puede ser perfectamente normal de vez en cuando. Pero si dura dos semanas o más, hablamos de estreñimiento crónico, por lo tanto debe ver a su pediatra.

Otros síntomas que pueden aparecer si tu hijo sufre de estreñimiento son:

  • Hinchazón del abdomen y a nivel general.
  • Pérdida de apetito.
  • Dolor estomacal.
  • Mal humor.
  • Náuseas.
  • Evitar ir al baño.
  • Gritar o llorar cuando va al baño.
  • Heces líquidas en la ropa interior o en el pañal.

Síntomas estreñimiento

¿Qué causa el estreñimiento en un niño pequeño?

Entre las causas más comunes encontramos:

Alimentación inadecuada: El culpable en bastantes casos de estreñimiento en los niños es una alimentación muy pesada con alimentos procesados (dulces y lácteos), y al mismo tiempo muy ligera en fibra (como frutas, cereales integrales y verduras). 

No ingerir suficiente líquido también puede desencadenar estreñimiento, debido a que dificulta las deposiciones. 

Aguantar las ganas: El niño promedio de 3 años de edad está mucho más interesado en jugar que en ir al baño. Algunos niños no les gusta o no se sienten cómodos cuando se trata de un baño público. 

Miedo al dolor y la incomodidad: Los niños estreñidos pueden desarrollar miedo de ir al baño porque recuerdan lo doloroso e incómodo que puede significar ese proceso.

El evitar usar el baño puede transformarse en un ciclo incómodo. Las heces comienzan a acumularse en la parte inferior del intestino, mientras se tornan más duras y grandes haciéndolas cada vez más difícil y dolorosas de pasar.

Niño poseta

Cambio en la rutina: El ir de vacaciones puede hacer que el niño no esté dispuesto a ir al baño, ya que el alejarse de su inodoro habitual lo desalienta.

Poca actividad física: El ejercicio es fundamental para el movimiento de los alimentos en el proceso digestivo.

Enfermedades: Cambios en el apetito, por ejemplo; por una infección estomacal u otra enfermedad pueden alterar la dieta del niño, llevándolo al estreñimiento.

Medicación: Algunos suplementos o medicamentos pueden llevar al estreñimiento, incluyendo los suplementos de hierro en altas dosis o los analgésicos. 

Las bajas dosis de hierro que contiene la fórmula para bebés no causa estreñimiento.

Condiciones físicas: En algunos casos, un problema anatómico en el ano, los intestinos o el recto puede causar estreñimiento crónico. 

Algunos trastornos del sistema nervioso también pueden alterar la capacidad del niño para ir al baño.

Tratamientos para el estreñimiento en niños pequeños

Si tu hijo sufre de estreñimiento, los siguientes remedios pueden ser de gran ayuda:

Dieta: Para ablandar las heces haciéndolas más fáciles de evacuar, aumente la cantidad de fibra no láctea y líquido que su hijo consume cada día. 

Los alimentos altos en fibra incluyen cereales integrales, frutas y jugos de frutas ricas en sorbitol (mango, ciruelas, pera), verduras (guisantes, brócoli) y frijoles. 

Ejercicio: Incentive a su niño pequeño a que salga a jugar durante al menos 40 a 60 minutos diariamente. 

Hábitos intestinales: Anime a su hijo a usar el baño si siente la necesidad de ir, sobre todo luego de las comidas. 

Medicina: Su pediatra puede indicar medicamentos para tratar el estreñimiento de su hijo. 

También es probable que si su hijo está tomando algún medicamento que cause el estreñimiento, el médico puede recomendarle la interrupción o el cambio de dicho fármaco.

Déjanos tu comentario