Beneficios de la dieta mediterránea

Beneficios de la dieta mediterránea

La dieta mediterránea, centrada en verduras, frutas, aceite de oliva, legumbres, nueces y granos enteros es muy buena para el organismo; desde los huesos hasta el cerebro. 

Este tipo de alimentación es recomendada para prevenir las enfermedades del corazón, el deterioro cognitivo, la depresión y hasta el cáncer.

mar mediterraneo

Innumerables estudios han demostrado importantes beneficios de la dieta mediterránea para la salud, los cuales van desde una mejor memoria hasta la reducción del azúcar en la sangre.

A continuación, ofrecemos detalladamente algunas de las ventajas para la salud que este plan de alimentación popular puede brindar:

1. Previene el deterioro cognitivo y conserva la memoria

Llena de grasas saludables para nuestro cerebro, esta dieta puede aumentar la capacidad cerebral y prevenir el deterioro cognitivo y la demencia. 

Un estudio encontró que la alta adherencia a una dieta mediterránea reduce un 40 por ciento el deterioro cognitivo en comparación con personas que siguen otro tipo de dieta. 

2. Reduce el riesgo de enfermedad cardíaca

salud cardiovascular dieta mediterránea

Seguir una dieta mediterránea puede reducir en buena medida el riesgo de enfermedad cardiovascular, incluyendo la enfermedad coronaria, el accidente cerebrovascular y el infarto de miocardio (ataque cardíaco). 

3. Fortalece los huesos

Ciertos compuestos en el aceite de oliva ayudan a preservar la densidad ósea aumentando la maduración y la proliferación de las células óseas. Esta dieta también puede ayudar a prevenir la osteoporosis. 

4. Controla el azúcar en la sangre y la diabetes

Esta dieta ha demostrado efectos beneficiosos para la diabetes. Puede ayudar en el control del azúcar en la sangre y podría ser capaz de prevenir la diabetes tipo 2.

En un estudio se comparó la dieta mediterránea con una dieta baja en grasas, encontraron que quienes padecían diabetes tipo 2 y siguieron la dieta mediterránea se desempeñaban mucho mejor que el grupo al que se le aplicó la dieta baja en grasas.

El grupo de la dieta mediterránea necesitó menos tratamiento y experimentó un mejor control del azúcar en la sangre y una mayor pérdida de peso. 

5. Combate la depresión

Quienes siguen este tipo de dieta también pueden estar protegidos contra la depresión. Un estudio descubrió que las personas que seguían la dieta mediterránea tenían un riesgo de casi 99% menor de desarrollar depresión que otras personas que no siguen este tipo de dieta.

6. Protege contra el cáncer

Una dieta mediterránea puede incluso ayudar a combatir el cáncer. Una revisión estadística sistemática basada en estudios encontró que, generalmente las personas que siguen la dieta mediterránea tienen un riesgo de mortalidad por cáncer 13 % menor en comparación con quienes no siguen este tipo de alimentación.

¿Cómo puedo poner en marcha una dieta mediterránea?

Para seguir y disfrutar los beneficios de la dieta mediterránea, debes comer verduras, frutas y grasas saludables como el aceite de oliva varias veces al día; granos enteros sin refinar y legumbres al menos una vez al día; pescado, nueces y semillas varias veces a la semana. 

Los azúcares refinados y las grasas saturadas deben limitarse solo para ocasiones especiales.

Hay muchas recetas y menús de dieta mediterránea en internet, donde puedes encontrar la que más se  adapte a tus posibilidades.

Déjanos tu comentario